6 de septiembre de 2013

Para ustedes... mi riotinto, mi marazulatlante

'Me desperté entre cortinajes blancos. Mi hija pequeña a mi lado. Dulce su mirar, como siempre. Más, sus palabras, no podía comprenderlas. Recordé: ella era espacio y futuro. Carmela, mi amor, se iluminó un día 234 de su hermoso embarazo y, Soraya, nos enseñó el valor del silencio, tras el impacto y el grito. ¡Ay, mi Tinito y Manolín! ¡Ay, mi Manola, mi Elisa, mi Secundino! ¡Qué hermoso viaje hemos compartido! ¡Respiremos profundo y calmo, aire inspirador y conductor de entrañable eternidad! Un riotinto navega en mis venas y un marazulatlante sostiene las velas del sentido y la humanidad.' (Del libro: 'Nación Humana Universal: Un trocito de memoria'. Ediciones Sin Tabúes. Pág., 11. 1ª Edición.) Foto tomada de: http://paratodosyparanadie.com/rio-tinto-parte-1/

Publicar un comentario