18 de junio de 2010

Querido Saramago, tú estás siempre

Querido Saramago. Tú estás siempre.

Cuando la paz camina, está de compañera tu palabra amable.


Cuando la no-violencia se pone en pie, está tu noble mirada diluyendo fronteras.
Cuando el ser humano pone la mano en su pecho, late tu nombre.

Publicar un comentario